En busca de alquiler sin jugársela

Escrito por el
inquilino-y-seguro-de-hogar

Tiene su casa alquilada pero el inquilino no paga el alquiler y usted está tranquilo porque el seguro se encarga de cubrir hasta 12 meses de rentas impagadas. Este producto ha ayudado a que muchos propietarios se hayan atrevido a poner su vivienda en alquiler.

En España ya cerca del 17% de los caseros alquila con seguros de renta y esta tendencia va en ascenso.

De hecho, estas pólizas están reemplazando a los avales bancarios, imposibles de afrontar por muchos inquilinos. En ocasiones es el propio inquilino quien ofrece a su casero la fórmula del seguro de alquiler como principal garantía y sustituto del aval.

Todo empezó hará unos tres años cuando se comenzó a dinamizar el mercado del alquiler inmobiliario y caían las compras de vivienda. Hoy, los productos que blindan a los dueños y protegen sus viviendas son más populares.

Son las viviendas de rentas más bajas las que más emplean el seguro, el importe medio de los alquileres asegurados es de 601,89 euros —ocho de cada diez es inferior a los 700 euros—. En cambio para importes de más de 1.000 euros, estos productos aún no están muy arraigados, solo se contratan en un 5,69%.

En líneas generales, las principales coberturas de una póliza tipo son: estudio de viabilidad del inquilino (auténtico freno a la morosidad); desahucio y reclamación de rentas; cobro (6, 9 o 12 meses); actos vandálicos al continente y contenido hasta 3.000 euros; asistencia en el hogar 24 horas; defensa jurídica; reparaciones urgentes (desplazamiento y mano de obra con tres horas incluidas) y asesoramiento jurídico.

En la web de Mapfre, por ejemplo, por 498 euros anuales (menos 42 euros al mes) se tiene asegurado el cobro de las rentas impagadas durante un año para un alquiler de 600 euros mensuales. Este gasto es deducible, hasta un 100%, en la declaración del IRPF.

Ahora bien, cualquier producto que se suponga garante del alquiler sirve de poco sin un análisis previo del arrendatario. Parece ser que la única manera de encontrar al inquilino perfecto, si existe —ese que no deja de pagar, es duradero y cuida el piso— es un estudio previo de solvencia.

Aunque el interés por los seguros de alquiler ha aumentado, si no vienen acompañados de medidas preventivas no son suficientes para resolver el temor principal del propietario: que no le paguen la renta, hay que realizar un análisis financiero para seleccionar al inquilino.

Normalmente el coste del servicio es de un 5% de la renta para el propietario. En el momento de la firma, se cobra un mes al inquilino y otro al propietario.

Fuente: EL PAIS.COM
Compartir:Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone